Preguntas

¿El diente que va sobre implantes, es igual a un diente natural?

El resultado es óptimo en cuanto a estética y función y el organismo no establecerá diferencia. La principal diferencia es que el implante no tiene sensibilidad.

¿Se puede producir rechazo?

En un 5% los implantes no se osteointegran y no quedan firmes en el hueso. Propiamente no es que se dé un rechazo si no que el tejido que rodea al implante es fibroso en vez de óseo. En este pequeño tanto por ciento, después de unos meses, se puede volver al colocar otro implante sin mayor complicación.

¿Qué complicaciones pueden aparecer?

Es un tratamiento que no tiene especiales complicaciones, sintéticamente se puede decir que serían las mismas que cuando se realiza una extracción de un diente.

¿Duele?

El implante se coloca con anestesia local y no se siente ningún tipo de dolor. Es normal que pasado el efecto de la anestesia, a las 6 horas, se sienta molestia y a las 48 horas esté la zona inflamada. Con el tratamiento habitual de analgésicos y antiinflamatorios no hay especiales molestias.

¿Se puede masticar con la misma seguridad que con un diente natural?

Por supuesto que sí. Muchos pacientes que llevan implantes en zonas donde hay dientes vecinos, no distinguen unos de otros.

¿Hay que seguir algún cuidado especial después?

La fase de mantenimiento es fundamental: Visita al odontólogo al menos dos veces al año para comprobar que el hueso está sano, y limpiar de forma minuciosa cualquier acúmulo de placa.

¿Es un tratamiento definitivo?

Los estudios científicos así lo avalan, se realiza desde hace más de 35 años con muy buenos resultados.

REF: prre // Stock: Disponible